inicio :: prensa y difusión :: Revista La Bici
 

Gobierno y empresa petrolera

El contrato de la vergüenza

Muy pocas personas conocen el texto del contrato para la concesión de la exploración y explotación de hidrocarburos otorgado por el Gobierno de Costa Rica (Presidencia y minae) a favor de mkj-xploration en agosto de 1999, que luego traspasa sus derechos a una subsidiaria local de la estadounidense Harken Energy.

Antecedentes

Como parte del paquete de medidas para cumplir con lo establecido en el iii Programa de Ajuste Estructural (pae iii, de 1993), pocos días antes de finalizar la legislatura 90-94, el Congreso aprobó la Ley de Hidrocarburos. Esa ley declara de interés público la exploración y explotación de petróleo y permite al Poder Ejecutivo dar en concesión los eventuales yacimientos de petróleo. Tres días antes de terminar su período, el Presidente Calderón Fournier sancionó la ley. Posteriormente, en la administración Figueres Olsen, el gobierno promovió dos licitaciones para explorar y explotar petróleo en Costa Rica. Una pequeña empresa familiar de Louisiana, Estados Unidos, fue la única oferente en la licitación que abarcaba cuatro bloques en el Litoral Caribe (dos marinos y dos terrestres). Esa empresa, no muy conocida en el campo petrolero se llama mkj-xplorations Inc. En agosto de 1999, el Presidente Rodríguez y la Ministra de Ambiente y Energía firman un contrato de concesión de estos bloques a la empresa mkj-xploration, Inc. (que más tarde cedería sus derechos a Harken). A continuación se comentan y citan algunos pasajes del contrato.

20 años

Es para explorar y explotar lo que se encuentre (2.6). El período de exploración es de tres años, prorrogable hasta seis años (3.3.13). El período de explotación es de 20 años más los no utilizados en exploración (3.3.14).

¿Habrá empleo para limonenses?

Según el texto del contrato, se debe emplear “personal calificado (...) de acuerdo a las mejores normas de la industria internacional” (7.1.8)y (7.1.18). Esto contradice lo que la empresa declaró recientemente en la audiencia municipal: que la ley la obliga a contratar personal limonense.

La empresa “procurará incluir desde el inicio una proporción de profesionales y trabajadores costarricenses cuando exista mano de obra calificada. Para ello presentará un cronograma que permita la entrada escalonada anual de trabajadores costarricenses” (38.1). La empresa no da razón de haber presentado ese cronograma.

No soluciona problema de empleo

Se están creando falsas expectativas de empleo, crecimiento y progreso económico. En la fase exploratoria se podrían crear un máximo 60 empleos. De esos la mayoría son gente externa y alguno para labores misceláneas (entrevista con Empresa Harken Costa Rica Holding; realizada el 13 de octubre del 2000, Puerto Moín).

¿Ganancias?

“Debe reinvertir un 5% de sus utilidades netas en el desarrollo de programas sociales y ambientales” (7.1.23). En la industria petrolera las compañías generalmente no reportan ganancias. No se establece control de contabilidad. Los programas serían escogidos por la compañía.

Derechos particulares irrespetados

Tiene derecho a un “paso forzado” por propiedad privada, pues puede pedir imposición de servidumbres o expropiaciones pagando indemnización si fuera necesario (7.1.24). La compañía “dispondrá libremente de los hidrocarburos que explote” (7.3.3). Usará vías y medios de comunicación existentes y las aguas y materiales naturales de construcción requeridos y que se encuentren en el área contratada, como lastre, piedra, etc. (7.3.5). Puede explotar también el gas que descubra (7.3.7). La información que obtenga la compañía es confidencial (9.3).

Garantía ambientales insuficiente

La empresa ofreció hacer una inversión total en exploración de $2.980.000 (8.4). Sobre eso garantiza un 10% para cumplimiento ($300.000) y un 1% de “garantía ambiental “ ($30.000).

¿Se beneficiaría Costa Rica?

Hay obligación de destinar la producción prioritariamente para “cubrir las necesidades del país”. Para ello la Contratista venderá al Estado a un precio (...) no mayor al precio de referencia para crudos equivalentes” mejorado por calidad (20.4.4). Esto quiere decir que Costa Rica comprará el barril al precio del mercado. Hay que agregarle el costo de transporte interno, con ganancia para la empresa (21.2). Asimismo, pagará una regalía en dinero o especie. Si es en especie es “puesta en el pozo”. La regalía es escalonada sobre el volumen bruto (1% hasta 20 bb; 4% de 21 a 100; 6% de 101 a 300; 8% de 301 a 500; 10% de 501 a 1000 y 15% de 1001 en adelante (23.2). Al ser escalonada, si la producción es de 1100 bb, la regalía sería de 8.7%. No pagan regalía sobre todo lo que utilice la empresa (autoconsumo).

Esta actividad no generará la prometida riqueza porque el petróleo resultaría ser de la empresa y no del país, mucho menos de la provincia de Limón o sus comunidades. Este tipo de proyectos conlleva un sinnúmero de consecuencias en todos los niveles. Desde ya se da una división conflictiva en la población. Además, aumentará la brecha entre personas ricas y pobres y será causante de nuevos problemas sociales y aumentará la delincuencia, precarios, problemas de salud y servicios básicos que quedarán sin resolver.

Además afectaría negativamente a las actuales actividades económicas más importantes de la zona, base de la estructura económica de la provincia: actividades agropecuarias (pesca, agricultura, ganadería porcina y bovina), servicios (portuarios, urbanísticos, etc.), comercio y turismo.

¿Y los impuestos?

La empresa pagaría “únicamente” impuesto sobre la renta, la regalía es un gasto deducible (25.1.1). No pagaría impuesto sobre remesas al exterior (25.1.2). No hay control estricto sobre la contabilidad. Se excluye la posibilidad de un impuesto de exportación y hay exoneración total de tributos generales y locales sobre importación de equipos y vehículos por todo el período de exploración y por 10 años de explotación (25.2.1).

¿Quién controlaría la actividad?

Las operaciones serían objeto de control técnico y fiscalización por parte de la Dirección de Hidrocarburos y, en lo ambiental, por parte de la setena (29.2). La Defensoría de los Habitantes ya advirtió que setena no tiene capacidad, experiencia ni recursos para llevar a cabo ese control ¿los tendrá la Dirección de Hidrocarburos, dependencia del minae?
Especulan con la concesión

La contratista puede ceder o traspasar todo o parte del contrato a otra compañía, autorizada por la Dirección de Hidrocarburos (35.1), a su discreción (35.1.3). Ya se dio una cesión de mkj a Harken Costa Rica Holdings llc, una empresa de responsabilidad limitada, oriunda de Nevada, con capital de $500.000. El traspaso fue aprobado, aunque ahora Harken quiere “salirse” (ya le vendió la mayoría a mkj otra vez). La empresa puede subcontratar (37.6).

Los números entre paréntesis indican la cláusula del contrato.

 

arriba

 

 

LABICI 1
[bajar el pdf]

Créditos

Presentación

Actualización
Campaña de oposición rotunda a la
actividad petrolera en Limón

Situación actual en el aspecto legal
Calendario del proceso

impactos
Impactos de la actividad petrolera
en Costa Rica

Turismo amenazado
Tortugas marinas en peligro
Contaminación
Mal mundial

Empresas petroleras
Empresas dudosas
Bush petrolero
El contrato de la vergüenza

Acción
Cinco cosas que usted puede hacer

Organizaciones y redes
Oilwatch Costa Rica
Oilwatch Mesoamerica
Oilwatch Internacional
Acción de Lucha Antipetrolera

Noticias

Opinión

Declaración

Ecos

 

2004, Grupo ADELA, Costa Rica
Ver sitio del año 2002 • Go to 2002 web site
Diseño, hospedaje y mantenimiento: cosmovisiones.com
Escribir a ADELA: adela@grupoadela.org
Sitio de la campaña antipetrolera en Costa Rica