inicio :: prensa y difusión :: Revista La Bici
 

Por un país libre de toda exploración y explotación petrolera

Considerando:

- Que desde finales del siglo xix y durante todo el siglo xx se han practicado una serie de investigaciones exploratorias petroleras en la sección costarricense de la Cuenca del Caribe, concentrándose en la Baja y Alta Talamanca, sin resultados efectivos. Que todas esas labores se han realizado sin vigilancia, control y prevención de sus efectos sociales, culturales, físicos y biológicos por parte del Estado.

- Que en el ámbito mundial y nacional se ha comprobado una y otra vez los efectos negativos de las exploraciones y de las explotaciones petroleras, y que no hay manera efectiva de prevenir y controlar derrames de petróleo y sus impactos sociales, ambientales y culturales.

- Que las concesiones para la exploración petrolera otorgadas por el Estado, fueron hechas sin ajustarse al debido proceso de consulta previa a las concesiones, y no posteriormente a las adjudicaciones, afectando de esta manera los derechos territoriales reconocidos a los pueblos indígenas por el Convenio 169 de la oit. De igual manera, se afectan varias áreas protegidas sujetas a las leyes y convenios ambientales que exigen la participación ciudadana en decisiones que puedan afectar dichas áreas.

- Que los estudios de Impacto Ambiental y las Evaluaciones de Impacto Ambiental de esas concesiones no fueron sometidos a la consulta pública, ni al criterio de otros científicos, tal como se requiere en este caso por la magnitud de sus implicaciones. Además, no se exigieron las garantías suficientes, ni un seguro ambiental.

- Que es deber del Estado costarricense y sus ciudadanos realizar los esfuerzos necesarios para lograr un desarrollo sostenible de las fuentes energéticas renovables, con el fin de lograr una independencia de las fuentes no renovables, que son la causa principal del fenómeno de cambio climático.

- Que las experiencias desarrolladas en América Latina, han demostrado que la actividad petrolera aumenta dramáticamente las desigualdades económicas y sociales de sus pobladores, incluso las de los países en que dicha actividad ha sido nacionalizada.

- Que en muchas áreas concesionadas se encuentra una importante diversidad cultural y biológica, como por ejemplo en la zona de Talamanca, la Reserva de la Biosfera, declarada como Patrimonio Mundial de la Humanidad, así como el Parque Nacional Cahuita, Reserva Biológica Hitoy Cerere, Refugio Nacional de Vida Silvestre Gandoca Manzanillo, Reserva Indígena Talamanca Bribri, Reserva Indígena Talamanca Cabecar, Reserva Indígena Kekoldi. Sus habitantes viven del uso sostenible de los recursos naturales (ecoturismo, agricultura, etonobotánica, medicina, etc.). La actividad petrolera significaría el fin de dichas actividades.

Por tanto, los suscritos acordamos:

- Declarar a Costa Rica libre de toda exploración y explotación petrolera e invitar a nuestro gobierno a convertirse en un ejemplo mundial haciendo lo mismo.

- Reconocer a los pueblos indígenas de Alta Talamanca y a las asociaciones afro-caribeñas y de desarrollo comunal de Baja Talamanca, por su histórico ejemplo en la lucha contra las amenazas petroleras, así como a la Municipalidad de Talamanca que declaró el cantón libre de actividades petroleras (Acuerdo Municipal 103, del 14 de enero del 2000).

- Pedir al Ministerio Público que inicie causas penales contra aquellos funcionarios que gestionaron las concesiones, violando las restricciones y regulaciones que establece la Constitución Política y la legislación nacional (tales como dar concesiones para la exploración petrolera en áreas protegidas, como son los sitios bajo protección del convenio ramsar o los territorios indígenas).

- Solicitar al Presidente de la República y a la Ministra del Ambiente y Energía, que revoque las actuales concesiones y se abstengan de firmar otras.

- Instar al Estado Costarricense y a las instituciones correspondientes, para que implemente un Plan Energético Nacional Sostenible, que responda adecuadamente a las necesidades de la población costarricense.

- Gestionar ante la oit un informe paralelo al Gobierno, o el nombramiento de una comisión de alto nivel, que revise el cumplimiento del Convenio 169, suscrito por el Gobierno de Costa Rica, en relación a las concesiones petroleras.

- Solicitar a las universidades públicas y privadas que organicen mesas redondas, conferencias, comisiones de estudios, paneles y publicaciones sobre las consecuencias de las exploraciones y explotaciones petroleras en Costa Rica.

- Invitar a todos los ciudadanos, instituciones y organizaciones a sumarse a este esfuerzo de declarar a Costa Rica un país libre de explotación petrolera y líder de la comunidad internacional en promover un modelo de desarrollo sostenible, de acuerdo con los compromisos adquiridos en la suscripción de convenios internacionales.

- Solicitar al Gobierno de la República que impulse en la provincia de Limón un plan orientado a generar actividades productivas amigables con el ambiente que generen empleos para los limonenses.

Firmada por más de cien organizaciones y redes nacionales e internacionales.

arriba

 

 

LABICI 1
[bajar el pdf]

Créditos

Presentación

Actualización
Campaña de oposición rotunda a la
actividad petrolera en Limón

Situación actual en el aspecto legal
Calendario del proceso

impactos
Impactos de la actividad petrolera
en Costa Rica

Turismo amenazado
Tortugas marinas en peligro
Contaminación
Mal mundial

Empresas petroleras
Empresas dudosas
Bush petrolero
El contrato de la vergüenza

Acción
Cinco cosas que usted puede hacer

Organizaciones y redes
Oilwatch Costa Rica
Oilwatch Mesoamerica
Oilwatch Internacional
Acción de Lucha Antipetrolera

Noticias

Opinión

Declaración

Ecos

 

2004, Grupo ADELA, Costa Rica
Ver sitio del año 2002 • Go to 2002 web site
Diseño, hospedaje y mantenimiento: cosmovisiones.com
Escribir a ADELA: adela@grupoadela.org
Sitio de la campaña antipetrolera en Costa Rica