inicio :: prensa y difusión :: Revista La Bici
 

Crónica de la audiencia pública en Limón

Mauricio Alvarez

El autor es coordinador de Oilwatch Costa Rica y estudiante de Geografía de la UCR.

Las audiencias públicas

La Audiencia Pública es un mecanismo de participación que tiene como objetivo que la autoridad encargada de tomar una decisión administrativa o legislativa escuche las opiniones de toda la ciudadanía interesada en un tema particular, buscando comunes denominadores y tratando de llegar de este modo a la mejor decisión posible.

A través de este mecanismo participativo, se intenta involucrar a los destinatarios de una decisión en el proceso mismo de su diseño, logrando que la autoridad cuente con toda la información y puntos de vista existentes respecto del tema en cuestión, obteniéndose así una decisión de mayor legitimidad mediante la más amplia publicidad y transparencia, permitiendo a la gente transmitir a las autoridades todas sus sugerencias, críticas y propuestas y, a su vez, el encargado de tomar la decisión conocerá de modo directo la posición de la población respecto del tema tratado.

El camino a la audiencia

No fue un espacio fácil de conseguir; costó más de veinte meses desde que un grupo de pobladores de la provincia de Limón insistieran por medio de recursos de amparo, dictámenes técnicos ambientales y diversas manifestaciones, en el derecho de ser consultados sobre la conveniencia o no de la exploración y eventual explotación petrolera en nuestro país. La Secretaria Ambiental Técnica Nacional (setena) finalmente accedió a convocar a una audiencia pública.

Por la mañana los primeros que pudieron pasar el portón de entrada fueron los contratados por la empresa que iban rigurosamente uniformados, con vistosas camisetas donadas por la empresa que decían “Sí al progreso”. El grupo estaba constituido fundamentalmente por personas pagadas por la empresa.

Fue fácil identificar a muchos “matones” contratados para la ocasión; muchos de ellos portaban armas peligrosas; la policía decomisó bastantes cuchillas y cuchillos.

Mientras tanto, el grupo opositor fue llegando como pudo, ya que la empresa y setena aseguraban el transporte desde Limón, pero, cuando se quiso tomar el bus se amenazaba con que si no se ponía la misma camiseta de “Sí al progreso” no se podían subir al bus; lo mismo sucedió con los alimentos, el agua y los refrescos.

Las comunidades indígenas y del Caribe sur contrataron buses para llegar a este lugar y fueron llegando después de la gente de la empresa. Esto hizo que cuando quisieron tomar espacios, los adversarios los insultaron y empezara la confrontación.

La audiencia

La audiencia, que estaba citada a las 9 am, fue interrumpida a las 10.30 por un corte en el fluido eléctrico (una falla de fusibles del local). Hubo más de 214 personas como parte del expediente y público que solicitó la palabra. En ese momento, sin fluido eléctrico, se vivieron los instantes más fuertes cuando el grupo opositor empezó a manifestar su posición y el grupo contratado por la compañía respondió con insultos y amenazas. La fuerza pública hizo un cordón entre ambos, con ayuda del Defensor de los Habitantes.

Llegado el medio día se reanudó la audiencia con las presentaciones, primero de la empresa petrolera y luego de las comunidades organizadas en contra de la actividad de exploración y explotación petrolera. Los tiempos permitidos para integrantes de adela se redujeron a 1.5 minutos por persona, mientras que al público en general, donde participaron los contratados por la empresa le correspondían 3 minutos por persona.

Muchas voces en contra

Las personas simpatizantes de la campaña de adela (Acción de Lucha Antipetrolera) con mucho colorido, banderas, lazos con la bandera nacional, afiches y calcomanías, sumaban 300 personas entre activistas universitarios y pobladores de la provincia de Limón.

De manera muy profesional se presentaron ante el público los diferentes impactos, los grandes vacíos del estudio. Didiher Chacón, biólogo marino, coordinador de la Red Regional para la Conservación de las Tortugas Marinas en Centroamérica, presentó los diferentes sitios vulnerables frente a un derrame petrolero.

Sebastián Troëng presentó los impactos generales y específicos de la actividad, así como las principales conclusiones de los más de 15 informes presentados contra el estudio de impacto ambiental de la compañía. Luego habló la bióloga marina Ana Fonseca, especialista en arrecifes coralinos.

El sector turismo también se pronunció sobre las preocupaciones y su oposición rotunda: “en ningún sitio eco-turístico hay plataformas petroleras”.

Estas participaciones se hicieron en el marco de un incesante acoso, con insultos, gritos y descalificaciones de todo tipo, sin que el secretario de setena hiciera algo para exigir el debido respeto a los participantes. A los indígenas les insultaron y acosaron para inhibir su participación provocando tanto miedo que un guía de Manzanillo no pudo pronunciar ni tres palabras, debido a los insultos que los contratados de la compañía le gritaban.

El sector pesquero también presentó sus objeciones al proyecto y al estudio, pese a que el día anterior fue amenazada la familia de un dirigente para que éste no participara.

La licenciada Rosa Bustillo representante del Corredor Biológico Talamanca Caribe invitó al director del Área de Conservación Amistad Caribe, Edwin Cyrus, a responder si esta instancia tenía la capacidad de monitorear y controlar una posible actividad petrolera. El señor Cyrus respondió honestamente, diciendo, “si no controlamos las actividades que se dan en este momento de deforestación y caza ilegal, ¿como vamos a poder con otra nueva?”

Los impactos sociales también fueron evaluados. La ley de Biodiversidad es muy clara en su artículo 94; “la evaluación de impacto ambiental en materia de biodiversidad debe efectuarse en su totalidad, aún cuando el proyecto esté programado para realizarse en etapas”.

Un residente de Talamanca, de origen estadounidense, informó cómo dentro de eu.uu. tampoco se permíte actividad petrolera dentro de un radio de 100 millas de áreas protegidas.
Además de adela, otros sectores e instituciones como el Sindicato de Trabajadores de la Universidad de Costa Rica (sindeu), la Iglesia Católica, la Asociación de Profesionales del Limón y gran cantidad de personas se pronunciaron en contra del proyecto.

Pocos argumentos a favor

Los dirigentes de los ex muelleros y ferroviarios que se manifestaron a favor del proyecto petrolero levantaron un solo argumento, el del empleo. Ante esta difícil realidad del empleo en Limón vemos como la compañía está entrando a jugar con un tema muy delicado y que por la realidad del proyecto (no más de 100 empleos) va generar una frustración y un impacto negativo en los empleos de turismo y pesca, y tan es así, que el Sr. José Joaquín Correa dijo que si los ambientalistas le garantizan 400 empleos se les daría el apoyo y se le ratiraría a la Empresa.

Caben las siguientes reflexiones: ¿Por que setena permitió a los pro-petroleros referirse a cosas que no tienen que ver con el tema del eia? El secretario general de setena, adelantando criterio, subrayó en un medio de comunicación la importancia del trabajo para la zona, pero cabe preguntar: ¿Acaso el trabajo de setena no es velar por el medio ambiente y no resolver el problema de trabajo en Limón?

El balance

Las condiciones hicieron difícil la realización de un debate técnico de alto nivel en información, ya que la estrategia de la compañía fue no entrar en un debate serio de ideas y propuestas, y boicotear las presentaciones de los técnicos que presentaban objeciones al proyecto.
Hubo una falta total de información de los procedimientos para los participantes. Incluso la Municipalidad de Talamanca, que está en el área de influencia, dentro del bloque 3, según se desprende del eia, no fue informada ni invitada a participar.

La compañía gastó 3 millones para transporte, comida, camisetas y pagó como un día de trabajo a cada persona que llegó a apoyar la exploración petrolera, mientras que todas las personas del sector que se opone al proyecto vinieron sacrificando su día sin ningún tipo de pago, por su propia cuenta, desde lejos.

Como balance puede decirse que la compañía pagó el baile y lo manejó a su antojo; invirtió mucho dinero en esta audiencia. Pero todo indica que, para la gente imparcial, que fue con deseos de oír argumentos técnicos, el proyecto y la compañía sufrieron un rotundo fracaso.

arriba

 

 

LABICI 2
[bajar el pdf]

Créditos

Presentación

Actualización
De la incertidumbre a la victoria
Petróleo, Estados Unidos, Bush y Harken
Calendario del proceso
Aspectos legales, actualización 2002

impactos
Efectos de derrame de petróleo
en ecosistemas marinos

Petróleo y humedales
Riquezas marino-costeras del Caribe Sur
Moluscos del mar Caribe de Costa Rica
Revisión a fondo del
Estudio de Impacto Ambiental

Participación
Cinco cosas que usted puede hacer
Cartas
Acciones urgentes
Declaraciones
El poder de la gente
Crónica de la audiencia pública
Una historia de engaños

Organizaciones
adela
E-law cr

Noticias

Opinión

Ecos

 

2004, Grupo ADELA, Costa Rica
Ver sitio del año 2002 • Go to 2002 web site
Diseño, hospedaje y mantenimiento: cosmovisiones.com
Escribir a ADELA: adela@grupoadela.org
Sitio de la campaña antipetrolera en Costa Rica