Inicio > Asuntos legales
Proyecto de Ley Derogatoria de la Ley de Hidrocarburos, No. 7399

 

Expediente No.

Asamblea Legislativa:

Costa Rica ha decidido basar mucho de su desarrollo en la conservación de los recursos naturales y ha hecho ingentes esfuerzos para lograrlo. De ello ha obtenido resultados positivos: el turismo ha llegado a convertirse en la principal fuente de divisas para un país que ofrece, como su máximo atractivo, su vocación proteccionista de recursos naturales.

Explorar y explotar hidrocarburos es una actividad en extinción, claramente perjudicial para el medio ambiente y sin ningún beneficio para el país en donde se realiza. Es inconcebible que, al entrar al Siglo XXI, se califique esa actividad como de "interés público", tal y como lo hace la Ley de Hidrocarburos, 7399 del de mayo de 1994.

La extracción de combustibles fósiles, como es el petróleo, no solo es altamente degradante del entorno ambiental y social de los sitios donde se desarrolla, sino que viene a agregar materia prima al proceso de emisión de gases de efecto invernadero, causantes del fenómeno de cambio climático que se yergue como la más seria amenaza para la preservación de la vida humana con calidad en las décadas por venir. Costa Rica ha comprendido la urgencia y se propone contribuir a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero tanto a nivel nacional como a nivel internacional. Abandonar fútiles esfuerzos para encontrar petróleo -- en una zona geológica como es la territorial y marina de Costa Rica, que ha demostrado que sus existencias son solo marginales -- sería consecuente con las declaratorias y políticas nacionales en relación con la necesidad de revertir el cambio climático. Habrá de ser complementada, sin duda, por una política nacional energética basada en la sustentabilidad.

Derogar la ley de hidrocarburos y su calificación de la actividad de exploración y explotación de hidrocarburos como una de interés público sería, no solo un importante precedente a nivel internacional y un ejemplo de posición consistente con los propósitos de contruir una sociedad internacional sustentable, sino que generaría enorme prestigio para Costa Rica en el campo internacional y una ventaja comparativa para la consolidación y crecimiento de las actividades de desarrollo sostenible, como lo es el ecoturismo, que se han derivado de la política conservacionista de recursos adoptada por el país. Vale la pena hacerlo. Costa Rica se destacaría, una vez más.

La experiencia del país en el campo petrolero, en el período en que ha estado vigente la ley, no hace más que confirmar lo que ya la historia ha demostrado: las existencias de hidrocarburos en el territorio nacional, por marginales que son, no interesan a quienes desarrollan a gran escala, y con responsabilidad social y ambiental, la actividad petrolera. En buena hora, para Costa Rica, que ello sea así.

Al amparo de la ley que se propone derogar se ha organizado la Dirección General de Hidrocarburos, órgano técnico especializado del Ministerio de Ambiente y Energía, y se han llevado a cabo dos rondas licitatorias para la exploración y explotación de petróleo. Los resultados de la actividad de contratación pública que de ello han derivado han de respetarse, sin duda alguna, hasta su conclusión definitiva. Ello debe quedar a cargo de un órgano de Poder Ejecutivo, sin necesidad de que cuente con un cuerpo colegiado como es el Consejo Técnico que establece la Ley de Hidrocarburos, integrado por cinco miembros, de nombramiento del Consejo de Gobierno por períodos de dos años.
Con base en las anteriores consideraciones, sometemos a conocimiento de los señores diputados el siguiente proyecto de ley.
LA ASAMBLEA LEGISLATIVA DE LA REPÚBLICA DE COSTA RICA
DECRETA:
Derogatoria de la Ley de Hidrocarburos, No.7399


Artículo 1: Deróguese la Ley de Hidrocarburos, Número 7399 del 3 de mayo de 1994.

Artículo 2: Rige a partir de su publicación.

Transitorio 1.- La Dirección General de Hidrocarburos pasará a formar parte, como unidad administrativa de línea, del Ministerio del Ambiente y Energía . Estará integrada por el Director General de Hidrocarburos y el personal administrativo que requiera.

Transitorio 2.- El Consejo de Gobierno solicitará a los miembros del Consejo Técnico de Hidrocarburos la renuncia a sus cargos por el resto del período por el que hubieran sido nombrados, agradeciendo sus servicios y procurando que ello no signifique erogación alguna para el Fisco.

28 de noviembre del 2001

Arriba