inicio :: prensa y difusión :: prensa
 

Negociación con Harken subió de tono

Reynaldo Martínez

Martes, 11 de noviembre, 2003
La República


Las conversaciones para encontrar una salida dialogada al diferendo planteado por la empresa petrolera estadounidense Harken Corporation tomaron un tono conflictivo, a raíz de las advertencias hechas por los representantes de la compañía sobre posibles sanciones políticas contra el país.

La reunión sostenida el fin de semana pasado en Washington terminó provocando el enfado del ministro del Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez, quien catalogó la posición de la empresa como extorsiva.

“Nos están presionando políticamente y eso es una situación que no podemos permitir”, advirtió Rodríguez.

Tal y como lo plateó desde el momento en que conoció el rechazo del permiso ambiental para iniciar operaciones en la costa caribeña de nuestro país, la empresa reiteró que Costa Rica debe pagarle una indemnización por $57 mil millones o de lo contrario podría exponerse a sanciones políticas por parte de Estados Unidos.

La indemnización contempla, además de las inversiones realizadas, las ganancias estimadas por la empresa en el periodo de explotación, en el cual la firma dijo que pudieron extraerse unos 3,5 millones de barriles diarios.

Los únicos puntos en que se logró algún grado de acuerdo durante la reunión fueron que el Gobierno de Costa Rica se comprometió a valorar lo que la empresa ha invertido hasta ahora en el país, además de una visita de los representantes de la compañía a finales de mes.

En cuanto a la valoración de las inversiones, Rodríguez reiteró que no representará la posibilidad del pago de una indemnización y a la vez rechazó versiones que circularon durante el fin de semana sobre un posible acuerdo para ofrecerle a la empresa $15 millones durante este último encuentro.

“Si el proyecto no era viable y si la empresa no pudo cumplir con los requisitos ambientales solicitados, no tenemos por qué indemnizarla”, señaló el Ministro, quien reiteró que por esta razón el país no asume ninguna responsabilidad contractual.

Recientemente la empresa desistió de la idea de llevar el caso a un arbitraje internacional, ante la oferta del Gobierno costarricense de iniciar conversaciones para encontrar una salida al diferendo y para no afectar el ambiente de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y Estados Unidos.

Rodríguez reiteró además que Costa Rica podría contar con el apoyo de organizaciones ecologistas estadounidenses que podrían contribuir a identificar las implicaciones políticas y económicas de una negociación con este tipo de empresas.

arriba

 
 

2004, Grupo ADELA, Costa Rica
Ver sitio del año 2002 • Go to 2002 web site
Diseño, hospedaje y mantenimiento: cosmovisiones.com
Escribir a ADELA: adela@grupoadela.org
Sitio de la campaña antipetrolera en Costa Rica