inicio :: actualización
 

Exploración petrolera y tortugas marinas

Sebastian Tröeng

La costa caribeña de Costa Rica es una de las áreas más ricas en diversidad y abundancia de tortugas marinas. La población de tortuga verde de Tortuguero tiene una importancia global, ya que es la más grande que aún queda en el Atlántico y en el Hemisferio Occidental (Bjorndal et al. 1999). Las tortugas baulas anidan a lo largo de toda la costa caribeña y juntas representan la cuarta población más grande del mundo (Troëng et al., en prensa). Las tortugas carey anidan en números bajos, y estudios recientes sugieren que esta población está declinando (Troëng en prensa). Las tortugas marinas están presentes en números variados a lo largo de la costa del Caribe durante todo el año –migrando, apareándose o como neonatos saliendo de los nidos, nadando hacia el mar profundo. Las tres especies han sido clasificadas en peligro o en peligro critico de extinción por la UICN (www.redlist.org).

El Caribe costarricense también es el sitio donde se ha llevado a cabo la investigación de tortugas marinas más larga y permanente en el mundo. El marcaje y monitoreo de esos animales lo inició en los años cincuenta el doctor Archie Carr, renombrado experto en la materia, y Caribbean Conservation Corporation (CCC) ha operativizado un monitoreo anual de tortuga verde en Tortuguero desde 1959. En 1995, la CCC también inició un programa anual de tortuga baula. En Gandoca, la asociación Anai ha estado trabajando en la conservación de tortugas baula desde los ochenta. En Pacuare, la fundación Endangered Wildlife Trust realiza un programa anual de protección y monitoreo de tortuga baula. El Ministerio del Ambiente y el Servicio de Guardacostas invierten cada año grandes esfuerzos y recursos para proteger las tortugasmarinas que llegan a anidar a la costa caribeña (Castro et al. 2000). La investigación y conservación de tortugas marinas en Costa Rica no sólo haincrementado nuestro conocimiento acerca de la biología de las tortugas, sino que también ha convertido al país en líder mundial en conservación de tortugas marinas.

Las tortugas tienen una importancia económica considerable para los habitantes del Caribe. Las tortugas marinas son la principal atracción del Parque Nacional Tortuguero, y la temporada de anidación de tortugas verdes ofrece a los operadores de turismo del área una temporada alta adicional de visitación, desde julio a setiembre. En 1999, un total de 20.885 turistas fueron autorizados para recibir una caminata guiada para ver el desove de tortugas en Tortuguero (Troëng et al. 2000), pagando cada uno de los cuales un mínimo de $5 a un guía turístico por esta forma de uso no consuntivo de tortugas marinas, generando un total anual de ingresos de $104.425. La mayoría de los 700-800 habitantes de Tortuguero trabajan en turismo y en ocupaciones relacionadas. El turismo también provee oportunidades de empleo a personas de otros pueblos a través de las necesidades que se derivan de esta industria, como transporte, agencias de viajes y consumibles. En total el turismo para ver tortugas en la costa tiene un valor de ¢1.598 millones por año (ICT 2000). Sin duda, las tortugas marinas del Caribe valen más todavía dado que contribuyen a la imagen de Costa Rica como un paraíso del ecoturismo y atraen a turistas de países lejanos.

Además, las tortugas marinas cumplen funciones ecológicas vitales, puesto que transportan energía de hábitats marinos altamente productivos, por ejemplo áreas de pastos marinos, a hábitats pobres de energía, como playas arenosas (Bouchard y Bjorndal 2000, Frazer en prensa). La energía derivada de las tortugas marinas y sus huevos podrían aumentar las poblaciones de animales y plantas en hábitats terrestres lejos de la playa de anidación, a través de los procesos de depredación y reciclaje de nutrientes.

Las perforaciones de la exploración petrolera traen consigo el riesgo de derrames de petróleo en el ambiente marino. Los efectos negativos del petróleo sobre las tortugas marinas están bien documentados tanto a nivel de experimentos de laboratorio como de observaciones en el campo (Lutcavage et al. 1997).

Se sabe que el petróleo afecta a las tortugas marinas en numerosas formas –a través de la piel, pulmones, estómago, órganos y huevos (Lutz et al. 1986). Esto puede producir resultados letales y sub-letales a través de carcinogénesis, incremento de susceptibilidad a los parásitos y enfermedades, decrecimiento del foco aeróbico, decrecimiento en los tiempos de sumersión, decrecimiento en la asimilación de nutrientes, disfunción de órganos, perturbación del balance de hormonas, interferencia con los órganos sensitivos y desarrollo anormal (Lutz et al. 1986). Los neonatos recién nacidos o eclosionados son considerados extremadamente vulnerables a los efectos del petróleo (Chan y Liew 1988).

Odell y MacMurray (1986) reportaron que las tortugas marinas se tragan las bolas de brea y parecen incapaces de evitar manchas de petróleo bajo condiciones de laboratorio.

Lutcavage et al. (1995) estableció que el crudo tenía efectos negativos en casi todo el sistema fisiológico de las tortugas marinas y notó cambios en la respiración, patrones de sumersión, metabolismo, química de la sangre y glándulas que eliminan el exceso de sal, después de haber estado expuestas al petróleo. Las muertes de tortugas marinas causadas por petróleo han sido registradas en varios lugares, incluyendo el Golfo de México (Shabica 1995) y el Golfo de Arabia (Miller 1989).

Censos aéreos realizados en marzo y mayo del 2001 indican que las playas ubicadas al frente del sitio propuesto para la plataforma petrolera son más importantes ahora que hace 15 años para el desove de la tortuga baula. Una comparación entre datos del 2001 y datos de censos realizados en 1985 indica que hoy en día hay un porcentaje más alto de nidos en la sección de playa entre Moín y la desembocadura de Matina, las playas más cercanas al sitio donde se desea colocar una plataforma petrolera.

Sin embargo, estas observaciones probablemente no interesan a la empresa Harken Costa Rica Holdings L.L.C., ya que la información que ésta presentó a la Secretaría Técnica Ambiental (Setena) como parte de un adendum de su estudio de impacto ambiental para conseguir permisos de perforación es sumamente desactualizada, basándose en un censo aéreo ¡realizado hace 18 años! (Troëng y Silman 2001). Por cierto, tal estudio de Harken ha sido fuertemente criticado por expertos independientes debido a la información confusa, contradictoria, irrelevante y errónea que contiene (Mateo y Troëng 2000, Troëng y Silman 2000, Fonseca 2001, Mateo y Borel 2001). ¿Cómo pretende Harken que Setena pueda tomar una decisión correcta sobre la exploración propuesta si no tiene información adecuada?

La amenaza que representa la exploración petrolera para las tortugas marinas del Caribe costarricense es la razón por que la CCC está opuesta a aquélla. Los beneficios que las tortugas marinas brindan allí son mucho más grandes que el valor del petróleo que se busca. Los habitantes del lugar lo saben. Esa costa está muy bien como uno de los sitios más importantes del mundo para las tortugas marinas y con su gente viviendo en armonía con la naturaleza.

Referencias bibliográficas

Bjorndal. K.A. et al. “Twenty-six years of green turtle nesting at Tortuguero, Costa Rica: An encouraging trend”, en Conservation Biology, 13(1), 1999.

Bouchard, S. S. y K. A. Bjorndal. “Sea turtles as biological transporters of nutrients and energy from marine to terrestrial ecosystems”, en Ecology, 81(8), 2000.

Castro, C., et al. 2000. Valoración del daño ecológico causado al medio ambiente referente a la caza de tortuga verde (Chelonia mydas). Dictamen pericial presentado al Fiscal Ecológico. Limón.

Chan, E. H. y H. C. Liew. 1988. A review on the effects of oil-based activities and oil pollution on sea turtles. Proceedings 11th annual seminar of the Malaysian Society of Marine Sciences. Kuala Lumpur.

Frazer, N. B. (en prensa) The Value of Sea Turtles: Choices in Contingent Valuation and Sustainability. Proceedings of the 20th Annual Symposium on Sea Turtle Biology and Conservation, 29 Feb. - 4 March 2000, Orlando, USA.

Fonseca, A. 2001. Carta a Humberto Cerdas Brenes, secretario general de Setena. 10-4-01.

ICT 2000. Plan de desarrollo turístico de Limón. Instituto Costarricense de Turismo. San José.

Lutcavage, M. et al. “Physiologic and clinicopathologic effects of crude oil on loggerhead sea turtles”, en Arch. Environ. Contam. Toxicol., 28, 1995.
Lutcavage, M. E. et al. “Human impacts on sea turtle survival”, en Lutz, P. L. y J. A. Musick (eds.). 1997. Biology of Sea Turtles.

Lutz, P. L., Lutcavage, M. y D. Hudson. “Physiological effects”, en Vargo, S. 1986. Final Report. Study of the Effect of Oil on Marine Turtles. Minerals Management Service Contract Number 14-12-0001-30063. Florida Inst. Of Oceanography. St. Petersburg.

Mateo J. y A. Borel. 2001. Inquietudes y cometarios sobre el “Adendum al Estudio de Impacto Ambiental para la Fase II: Ubicación de una Perforación Exploratoria, Región de la Plataforma del Caribe de Costa Rica, Provincia de Limón ” Expediente Administrativo Nš 619-98 Setena. Resolución Nš  0029 - 2001- Setena. Reporte presentado a la Setena. San José.

Mateo, J. y S. Troëng. 2000. Inquietudes y comentarios sobre el “Estudio de Impacto Ambiental para la Ubicación de un Pozo Exploratorio en la Plataforma Caribe de Costa Rica, Provincia de Limón”. Expediente Administrativo Nš 619 – 98 – Setena. Reporte presentado al Minae. San José.

Miller, J.D. 1989. Marine turtles: Vol. 1: an assessment of the conservation status of marine turtles in the Kingdom of Saudi Arabia. MEPA Coastal and Marine Management Series, Report Nš 9. Ministry of Defense and Aviation. Kingdom of Saudi Arabia.

Odell, D. K. y C. MacMurray. “Behavioural response to oil”, en Vargo, S. et al. 1986. Final Report. Study of the Effect of Oil on Marine Turtles. Minerals Management Service Contract Number 14-12-0001-30063. Florida Inst. Of Oceanography. St. Petersburg.

Shabica, S. V. “Planning for protection of sea turtle habitat”, en Bjordnal, K. (ed.) 1995. Biology and Conservation of Sea Turtles).Smithsonian Institution Press. Washington, D.C.

Troëng, S. (en prensa) Decline of hawksbill turtles Eretmochelys imbricata in Caribbean Costa Rica. Proceedings of the 21st Annual Symposium on Sea Turtle Biology and Conservation. Philadelphia, USA.

Troëng, S, Chacón, D. y B. Dick. (en prensa) Leatherback turtle Dermochelys coriacea nesting along the Caribbean coast                 of Costa Rica. Proceedings of the 21st Annual Symposium on Sea Turtle Biology and Conservation, Feb. 2001,                 Philadelphia, USA.

Troëng, S. et al. 2000. Report on the 1999 Green Turtle Program at Tortuguero, Costa Rica. Unpublished report submitted to the Ministry of Environment and Energy of Costa Rica and the Caribbean Conservation Corporation. Costa Rica.

Troëng, S. y R. Silman. 2001. Evaluación técnica del “Ademdum al Estudio de Impacto Ambiental para la Fase II: Ubicación de una Perforación Exploratoria, Región de la Plataforma del Caribe de Costa Rica, Provincia de Limón ” Expediente Administrativo Nš 619-98 Setena. Resolución Nš 0029 - 2001- Setena. Reporte presentado al Minae. San José.

Troëng, S. y R. Silman. 2000. Evaluación de “Estudio de Impacto Ambiental para la Ubicación de un Pozo Exploratorio  en  la Plataforma Caribe de Costa Rica, Provincia de Limón” Expediente Administrativo Nš 619 – 98 Setena. Reporte presentado al Minae. San José.

inicio

 

 

 

2004, Grupo ADELA, Costa Rica
Ver sitio del año 2002 • Go to 2002 web site
Diseño, hospedaje y mantenimiento: cosmovisiones.com
Escribir a ADELA: adela@grupoadela.org
Sitio de la campaña antipetrolera en Costa Rica